Luto por Kike

Update 15 de junio 2010: Me entero con mucha tristeza que el niño Enrique Galván Benítez fue encontrado muerto el viernes 11 de junio pasado. No estaba enterada debido a que no he tenido Internet en casa tras mi mudanza, pero desde aquí mando mis condolencias a la familia del pequeño, que debe estar pasando momentos muy difíciles. Descanse en paz el pequeñito.

——

Update: Ya hay nota con más detalles en El Universal donde se menciona este blog, de ahí corregí el dato del abuelo. Uno de los abuelos, por cierto, es músico de Carlos Cuevas (@carlos_cuevas), él también ayudó en Twitter a pedir ayuda para su localización. ¡Qué bueno que ya se va difundiendo más!

Update: Hoy vi otro cartel con más información del niño extraviado el sábado 8 de mayo, por lo que decidí copiarlo y ponerlo aquí.

El pequeño se llama Enrique Galván Benítez, vive en la Unidad Habitacional López Mateos en Cuautitlán Izcalli, tiene 2 años y se extravío cuando su abuelo sufrió un ataque epiléptico y perdió la conciencia.

Según algunas personas que informaron a la familia mientras lo buscaba, al parecer lo vieron con una mujer vestida de amarillo en la colonia Bellavista (mapa en la Guía Roji) y mapa en Google (abajo) del lugar donde se extravío.

Además de los teléfonos que se estaban dando inicialmente y que decidí retirar para que no molesten a la familia (yo llamé a uno de ellos y me contestó la mamá del pequeño, Tania) se están dando en la PGR los siguientes números 53 46 42 68 y 53 46 42 67. y del interior de la República 01-800-00-252-00 sin costo.


Hoy a mi marido y a mí nos tocó escuchar una historia triste en el municipio donde vivimos.

Estábamos en la calle cuando una señora comenzó a pegar cartelones con la fotografía de su hijo, extraviado ayer (sábado 8 de mayo de 2010).

Al parecer el abuelo del niño (de 2 años) salió con él, pero desgraciadamente padece ataques epilépticos y tuvo uno. Cuando se recuperó del ataque, el niño ya no estaba.

El pequeño se perdió por la colonia Bellavista, en Cuautitlán Izcalli (mapa en la Guía Roji) y mapa en Google (abajo) del lugar donde se extravió.

Nota: En el caso del mapa de Google, aunque el marcador está más abajo, la colonia corresponde a las calles que dicen Sta. Teresa, San Juan Atlamica, etc. y de esas calles hacia abajo, hasta donde está el marcador (Río Lerma Nte).

Arriba les dejo el cartel que está pegando esta mamá, si alguien vive en Cuautitlán Izcalli y llega a ver al niño, ahí están los teléfonos de contacto.

Verdaderos cambios por las mujeres

Increíble fue hoy ver y escuchar, vía Ustream, la plática sobre Mujeres en Democracia, organizado por Propuesta MCD ((Movimiento Ciudadano por la Democracia).

La plática fue acerca de las condiciones que viven hoy día muchas mujeres en este país y en el mundo. Datos como que el apenas el 1 por ciento de las mujeres cuentan con patrimonio propio y que 50 por ciento de las mujeres sólo se encargan de su hogar (no estudian, trabajan o tienen otras actividades), son sorprendentes en pleno siglo XXI.

En este segmento participaron Margarita Guille Tamayo, hablando de “Más mujeres al Poder”, Nadia Sierra Campos, del grupo Las Insurgentes, y otra ponente cuyo nombre no alcancé a escuchar, con su plática de “Autonomía, Empoderamiento y Autogestión de las mujeres”.

Datos impresionantes acerca de las mujeres que viven situaciones de marginación como que apenas 30 por ciento de las mujeres con empleo, por ejemplo, no tienen seguridad social, que hay más mujeres que son madres analfabetas que madres que tengan un empleo, que esas mujeres que no estudian o trabajan (no por elección, como decía en el post anterior, sino por pobreza o falta de oportunidades) son las que educan a todos los niños en México.

¿No deberían los políticos, tan “preocupados por la familia”, enfocar todos sus recursos a atender a esta mitad de la población tan marginada, que en la práctica es quien se encarga de sacar adelante a la familia? Dar los recursos para que estas mujeres cuenten con formas de trabajar, de estudiar, que no sólo sea demagogia y moda lo que dicen, sino que se traduzca en acciones reales.

Ya en un artículo en el suplemento a propósito de Hispanic.LA decía que no se trata solamente, por ejemplo, de criminalizar a las mujeres que decidan controlar su vida y su cuerpo con un aborto, sino ofrecer medidas útiles y reales para evitar en primer lugar que una mujer llegue a esos extremos.

Lo mismo ocurre en todas las políticas públicas que atañen a las mujeres: no se trata de ser paternalista y simplemente victimizar a las mujeres o hacerlas clientas de los programas sociales que las hacen un grupo a la mano para que voten por tu propuesta cuando sean elecciones. Se trata de crear políticas públicas que realmente ayuden a esas mujeres a crecer, salir adelante, ya sea solas o con sus parejas, y que si son cabeza de familia, puedan vivir dignamente con sus familias y quizá ayudar a otras mujeres.

Hay que cambiar la visión de que las mujeres sólo son consideradas como sujetas de derecho en lo que se refiere a su función biológica como madres (como lo plantea, desgraciadamente, la Ley Federal del Trabajo). Igualmente, dejar de cargarle todo el peso de la educación y cuidado de los hijos a las mujeres y darles a los hombres la posibilidad de pedir permisos y tiempo cuando se necesite su presencia en situaciones familiares (desde ir a dejar a los niños a la escuela y guarderías, acudir a eventos especiales, atenderlos cuando su esposa no pueda) sin despreciarlos o castigarlos por querer involucrarse en la familia (como también escribí aquí.

Me pregunto si, en estas fechas de tanta apología a las madres y también en las fechas del Día de la Mujer más bien no deberian de promoverse acciones tanto para ayudar a todas esas madres pobres, analfabetas y sin empleo que hay en este país o a las mujeres que no son madres, pero que también padecen acoso sexual, marginación, falta de oportunidades, machismo en general porque ellas son parte de esta sociedad y quienes muchas veces pueden hacer cambiar su entorno. ¿Qué vamos a hacer al respecto?

Mujeres sin aspiraciones

Hoy en una conversación con una compañera de trabajo caímos en un tema que a ambas nos sorprendió que siga ocurriendo. El tema es que, en pleno siglo XXI, aún existan mujeres que no aspiran a nada.

No hablo de quienes no pueden hacer otra cosa que llevar su rol tradicional de amas de casa/madres/esposas, sino de aquéllas que podrían realizar actividades alternas a estos roles, trabajar, salir, aprender y sin embargo, no quieren.

I know I'm sometimes slow on the trend uptake,...Image by colorblindPICASO via Flickr

Quienes no tienen recursos para salir de su hogar, para estudiar algo nuevo o verdaderamente viven en situaciones de dependencia total de sus maridos, incluso padeciendo violencia intrafamiliar que les impide aspirar a más, realmente tienen una justificación para resignarse a no buscar más allá de sus hogares ninguna superación.

Pero existen también mujeres que por elección viven por y para su limpiar una casa, viven por y para hijos, sin salir, sin aprender nada nuevo ni siquiera en sus tiempos libres, ni siquiera en su propia casa, sin crecer como personas. Son las típicas personas que no conversan mucho porque no tienen tema de conversación, porque no saben qué está pasando en el mundo, cuyo único tema son los hijos, el hogar, los chismes de su entorno cercano o de revistas de celebridades.

Esto que describo no creo que sólo pase en una clase social, creo que existen estas actitudes desde el estrato económico y social más bajo hasta los círculos sociales más exclusivos.

Verdaderamente, ¿qué les sucederá a estas mujeres volcadas hacia sus hijos cuando estos, obviamente, crezcan y dejen la casa? ¿Qué sucederá cuando se aburran de ser amas de casa/amas de llaves del lugar que habitan, sea una casa pequeña o una mansión? ¿Cómo las verán sus maridos en unos años cuando vean que no pueden hablar con ellas de nada relevante, sólo de lo trivial que ocurrió en su día?

Son mujeres que ni siquiera es que quieran ser las mejores madres del mundo, no, porque ni siquiera tratan de darles a sus hijos las herramientas para ser cada vez más independientes y libres, sino aquéllas que quieren controlar hasta el más mínimo detalle de la vida de sus pequeños (y no tan pequeños), desde cómo se visten, qué comen, qué juegan, qué calificaciones tienen, qué vocación deben de seguir.

Son las que no dejan que al hijo o hija les dé el aire, que no los dejan ensuciarse, correr, trepar, experimentar, porque algo les puede pasar si no se ven siempre perfectos como niños de revista (sin darse cuenta que esos niños de revista son una creación irreal, porque un niño normal no permanece perfectamente limpio y bien portado siempre).

Tampoco les hacen ningún bien psicológica o intelectualmente a sus hijos cuando no pueden aportarles nada a su desarrollo, ya que si su curiosidad como personas por la vida es nula y su interés por poner algo en la masa de neuronas que tienen en la cabeza también, por supuesto que no le podrán enseñar nada de valor a un ser humano en desarrollo. Estas personas son, tal como lo dice la frase, cabezas huecas.

Es triste que haya mujeres que puedan lograr grandes cosas, para sí mismas y para los demás, y decidan usar su vida entera sólo en cuestiones que a veces no tienen permanencia, como ya dije, no porque no tengan los recursos para salir, sino porque están instaladas en su total comodidad, que les es más fácil la apatía y la falta de retos.

Como me dijo una amiga, las mujeres podemos ser motor de cambio, ya sea a nivel personal y cercano o en un círculo más amplio, incluso cambiar una comunidad completa. Cuando una vida completa se desperdicia porque no hay entusiasmo de lograr algo ni a nivel personal siquiera, la verdad es que se me hace que esa persona está gastando oxígeno y recursos que muchas otras sí aprovecharíamos.

Fuerzas en lucha por México

Es interesante el análisis que hace Thomas L. Friedman en su artículo del NYT de ayer 1 de mayo sobre la situación que vive México y qué es lo que podría hacerlo cambiar en el futuro.

Además de hablar de los problemas que ya todos conocemos (el narcotráfico y la forma en que está copando todas las esferas de la vida de los mexicanos), explica también que él ve 3 grupos que están en una pelea para modificar el futuro del país.

Los llama “los Narcos”, “los Nos” y “los Naftas”.

Topography of the United Mexican StatesImage via Wikipedia

Los Narcos, obviamente, son los carteles de drogas que están atacándose unos a otros para tener el control y que están desafiando al estado para tener el control de las ciudades.

Por otro lado, están lo que él ve como 2 tipos de clases medias. La primera, la que vive bien gracias a la explotación del petrolio exportado por Pemex, lo cual provee el 40 por ciento del presupuesto del gobierno. Ese presupuesto, afirma, sostiene a una red de salarios y subsidios a sindicatos de profesores, trabajadores electricistas, sindicatos de campesinos, empleados de gobierno y empleados de Pemex.

A este grupo lo llama “los Nos” porque son quienes se oponen a cualquier reforma que tenga que ver con privatizar las empresas públicas, como Pemex, abriendo sectores como la electricidad o el petróleo a inversionistas extranjeros o competencia doméstica, así como atraer mejores prácticas en la educación, donde el control de los sindicatos ha mantenido la educación pública entre las peores del mundo.

Sin embargo, también habla de otro grupo, una clase media que está ahí por sus méritocs. Son quienes llegaron del campo a trabajar en industrias alentadas por el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

Esta clase media es la que quiere lograr salir de la pobreza. De acuerdo a un estudio de Luis de la Calle, mencionado por Friedman, esta clase media busca cambios en el status quo para lograr mejorar sus condiciones de vida, mientras que la de “Los Nos”, que ordeñan literalmente los recursos que obtiene el gobierno mexicano, son los que se oponen a estos cambios.

Así que Friedman afirma que en el momento que el fenómeno de la baja en la producción de petróleo se una al hecho del creciente empuje de la clase media “meritocrática”, se verá una verdadera reforma en México, pues “Los Nos” no tendrán los recursos para mantener su situación y “Los Naftas” demandarán y lograrán las reformas que permitirán realizar su potencial.

Espero, sinceramente, que este análisis sea cierto, así como que los cambios ocurran pronto, de manera pacífica y con un enfoque que beneficie a la mayoría, no a la minoría que verdaderamente parece que se ha apoderado de este país, tan rico que aún no logran acabárselo.

Reblog this post [with Zemanta]

Por qué voy a dejar de dar FF… un tiempo

Como quienes usan Twitter desde hace algún tiempo saben, los viernes se generó una costumbre (en forma de hashtag) llamada #FollowFriday o #FF (o ViernesDeSeguir o de Recomendar) que es una forma en que algunos usuarios le recomienden a otros gente interesante que leen en su timeline.

Image representing Twitter as depicted in Crun...Image via CrunchBase

Esto se hace con el fin de que cada persona conozca a gente nueva, diferente, con ideas afines (o quizá no) pero que le hagan interesante el timeline y abrirse horizontes posiblemente (a veces uno no sabe a quién seguir entre tanta gente que hay en Twitter).

A mí esta costumbre sí me gustó en principio, pero actualmente, que tengo 3607 seguidores (al día de hoy viernes 23 de abril) y sigo a 3291, se vuelve difícil, si no imposible, hacerle justicia a todas las personas que sigo y me siguen.

En primer lugar las personas que añadí a mi timeline están ahí por una razón concreta, ya sea que al leer su timeline me hacen reir, reflexionar, tienen ideas frescas y me hacen aprender cosas nuevas, incluso abrirme a ideas que no me habrían pasado por la cabeza de no ser por ellos. Entonces, en ese sentido, todos son recomendables (al menos en mi opinión).

Ahora, ¿cómo le hago para ponerle una razón concreta y recomendar a 3200 personas? Es casi imposible.

Como ya dije, no sería justa, por ejemplo, si lo hago como listado (estilo #FF @fulanito menganita @zutanita @perenganito @menganito ) no estoy dando una razón suficiente a quienes me siguen para quizá interesarse por esas personas. Y si así me he llevado mucho tiempo, si lo hiciera persona por persona acabaría ¡el próximo viernes!

En segunda, a lo mejor la razón por la cual yo los veo recomendables, ellos lo ven como algo muy superficial y quisieran ser recomendados por otra cosa (una vez una persona que recomendé me parece que eso pasó, aunque no me lo dijo concretamente, la sentí molesta).

También, es obvio que algunas personas tienen ventajas, quienes platican más contigo son de los que posiblemente puedas hallar una razón más exacta para recomendarlos, pero como ya dije, eso no significa que las personas con las que platicas esporádicamene no sean recomendables.

Además, tantas recomendaciones a veces me temo que quitan espacio para poner tweets de otro tipo que no sean FF y hay quien esta práctica no les interesa, así que al ver su timeline lleno por recomendaciones casi seguro sí les causa un poco de molestia.

Y por último está la razón práctica por excelencia: el tiempo. Cuando estás trabajando 8 horas, transportándote por cerca de 4 horas y sin un smartphone para meterte en Twitter, entonces cránme que se pone muy difícil el asunto.

Así que buscaré un nuevo esquema para recomendar (por hoy será en un post especial, que haré más tarde, es decir, las recomendaciones de hoy serán fuera de Twitter) y por el momento dejaré en pausa el formato de recomendación actual. Agradeceré sus FF si gustan hacerlos, si deciden no recomendarme porque no estoy recomendando en Twitter, también está bien, los entiendo.

Mi intención es hacer esto un poco más incluyente, recomendar a gente diferente cada vez (o al menos intentarlo) y quizá por una razón por la cual quieran ser recomendados. Y les agradecería si tiene alguna idea, sitio u herramienta para mejorar los FF.

Reblog this post [with Zemanta]