El concepto de ‘above the fold’, ¿obsoleto?

Foto:  k.landerholm via Compfight cc

Hoy leía un post que afirma que el concepto de ‘above de fold’ (arriba del doblez o pliegue) ya debería de quedar atrás en el diseño web.

‘Above the fold’ o antes del pliegue es un concepto que proviene de los periódicos de 8 columnas, los cuales al exhibirse doblados debían de considerar que su titular e información más importante apareciera arriba del pliegue.

En el sentido actual, la idea de que todo lo importante de una página web debe de aparecer ‘antes del pliegue’ es algo que definitivamente ya es obsoleto.

Para empezar, muchos sitios web ya cuentan con un diseño responsivo, es decir, se ven en forma distinta dependiendo del dispositivo en que se estén consultando.

En cierto punto de la historia todos teníamos pantallas más o menos estándar y podía hablarse de una porción de página estándar que vería el usuario de un sitio web.

Sin embargo, actualmente tanto las pantallas de desktops como las de móviles son diferentes. Ya no hay un ‘doblez’ imaginario estándar que se tenga que tomar en cuenta al diseñar un sitio. También, el hacer scroll era un poco más difícil: requería usar el mouse, poner el puntero sobre la barra de desplazamiento, sostener y bajar. Hoy en día, los dispositivos permiten usar desde los botones para avanzar o retroceder, deslizar un dedo por la pantalla para recorrer la página, hacer un ‘gesto’ con los dedos, diferentes opciones según el caso.

En el artículo también explican que el diseño responsivo es una de las principales razones para ya no tener en cuenta este concepto. Aunque un sitio web en desktop se vea de determinada forma, en dispositivos móviles muchas veces las imágenes no aparecen y el texto y datos ‘suben’.

Finalmente, hoy en día tenemos una gran variedad de dispositivos y formas de ver un sitio. Por esa razón, tratar de determinar dónde está el famoso ‘pliegue’ puede ser una pérdida de tiempo, más al considerar que muchos dispositivos permiten cambiar la forma de ver un sitio de vertical a horizontal.

Sin duda es necesario tratar de respetar las sugerencias que hacen en el post:

  • Pensar (y si se puede probar) más allá de en el desktop.
  • Poner lo más importante al principio del sitio.
  • Asegurarse de que el sitio sea responsivo.

Con la prevalencia de los dispositivos móviles, los creadores de contenidos online debemos de irnos adaptando a la forma en que diseño y contenido se han modificando en un mundo multipantalla.

Anuncios

¿Por qué nadie te sigue en Twitter?

 Hoy Mashable publicó un artículo de las posibles razones por las que algunas personas no consiguen más seguidores en Twitter.

Me parecieron muy oportunas, así que hago un resumen a continuación:

Te describes como ‘un social media expert’, ‘social media guru’, ‘expert’ o ‘ninja’. Descríbete de formas más creativas y menos imposibles de lograr. ¿Quién puede ser experto en redes sociales o social media cuando es un ambiente tan cambiante?

  1. Tu foto de perfil es un ‘huevo’. Mal. Hay que poner algo en esa foto de perfil, de preferencia de los hombros hacia arriba, iluminada, buscando tu mejor perfil, enfocada. Tus followers quieren ponerle un rostro a tus tweets.
  2. Estás en el team #FollowBack (o similares). Rogar que te sigan y prometer que siempre seguiras suena a una estrategia algo desesperada. La idea de Twitter es tener un Timeline con lo que te agrada, los temas de los que hablas y de los que quieres hablar más, gente interesante, graciosa, emocionante. Es por eso que es aceptable no seguir aunque te sigan.
  3. Sigues a demasiados y te siguen muy pocos. Una, pudieras parecer spam (cuentas que siguen a muchos con la esperanza de que los sigan de regreso e inundarlos de DMs o Menciones); dos, otra vez, luce como desesperación.
  4. Escribiste tu bio en tercera persona. Una bio en tercera persona te hace parecer presumido. Una bio modesta o incluso graciosa te traerá mejores resultados.
  5. Tuiteas demasiado (Me confieso culpable de ésta). Según cálculos de Mashable, si te uniste a Twitter cuando esta red inició, a mediados de 2006, y tuiteaste 3 veces al día, deberías tener unos 8 mil tweets. Muchos más que esos significa que te verás para algunos followers como uy prolíficos (en mi caso, bajé mi cantidad de tweets significativamente, al principio sí tuiteaba unas tres veces más).
  6. Te autopromueves ‘humildemente’. Si tus más recientes tweets son autopromoción en tono ‘modesto’ o RTs de elogios de otras personas… algunos se irán de inmediato de tu perfil.
  7. Mandas muchos mensajes programados. Twitter es, sobre todo, para participar y tener interacción con otros. Es mejor tener muy pocos tweets programados y optar por publicar y responder y reaccionar a información en horarios en que te encuentres ahí.
  8. Vendes algo. Sí, a veces cuando participas en departamentos de marketing o ventas de vez en cuando mandarás algo relativo a tu trabajo, una promoción u oferta. Pero si siempre estás vendiendo, podrías dejar de obtener followers o incluso perder los que y tienes.
  9. Mandas DMs con spam. Si alguien te sigue e inmediatamente tuiteas un mensaje promocional o de ventas, es muy posiblemente que te dejen de seguir. Porque sí, cuando conoces a alguien lo primero que haces no es tratar de venderle o promocionar en lo que trabajas, ¿o sí? Si lo haces, nunca me saludes si me ves en vivo, jejeje.
¿Han dejado de seguir o no seguido a alguien por alguna otra razón a las ya mencionadas? Como usuarios de países latinoamericanos a veces hay también razones culturales o personales para no hacerlo, por ejemplo, yo no soporto la intolerancia hacia grupos étnicos, a personas con discapacidad, con otra preferencia sexual o a cierta preferencia posible. Cada quien sus gustos y atacar no las ideas de alguien, sino con insultos, no se me hace válido. ¿Qué opinan?