Google Friend Connect en Blogger

Pues ayer me encontré con la sorpresa de que Google ya comenzó a ofrecer su servicio de Google Friend Connect en los sitios alojados en Blogger.com (los que terminan con *.blogspot.com.

¿Qué significa esto en español? Quiere decir que ahora, con la función de Google Friend Connect, van a poder seguir un blog en particular con su cuenta de Google, Yahoo o OpenID (ya no tienen que tener forzosamente una cuenta en Blogger para que puedan seguir las actualizaciones o participar en el blog).

Pueden invitar a amigos al blog que les haya llamado la atención (sí, así como invitan a gente a su página de Hi5, MySpace o Facebook, podrán invitar a ver su sitio en Blogger).

Podrán añadir gadgets ‘sociales’ (que impliquen interactividad con el sitio y con los otros seguidores de un sitio, así como Facebook, pero en su blog).

Por ejemplo, los comentarios, vean cómo se ven ahora en este sitio: My First Earthquake.

Ustedes también van a poder tener este tipo de herramientas interactivas y sociales en su blog, por lo tanto, el cambio es positivo.

Al principio habrá una que otra falla. De hecho, ya ocurrió que en algunos blogs gente que ya seguía ese espacio ya no está en la lista de seguidores. Esto, obviamente, es en lo que Google cambia la herramienta o widget de Follow This Blog a la herramienta de Google Friend Connect.

Espero les haya servido el post (se me ocurrió ponerlo porque vi que había quien aún no sabía qué era, para qué servía y cómo se usaba) y pues no dejen de seguirme.

Anuncios electorales o cómo crear mentiras bonitas

Aunque ya pasó tiempo desde el infame momento en que las televisoras decidieron unilateralmente juntar todos los comerciales electorales en uno solo, los anuncios electorales deberían seguir siendo tema de conversación, no por cómo están siendo transmitidos o la gran cantidad, sino por sus mensajes y sus contenidos.

Los anuncios electorales que me ha tocado escuchar van de lo iluso a lo mentiroso, maquillando realidades para amoldarlos al mensaje de ‘con nosotros, el partido X, vas a estar mejor que con el que está ahora’. Presentando estas mentiras a medias quieren manipular a los electores para que voten por ellos, pero me parece que la manera en que lo hacen no es ni la más ética ni la que más les generará, a la larga, mejor prestigio político.

Todos los partidos hacen esto. Me acuerdo, por ejemplo, del anuncio que representa al PT, en el cual participa Andrés Manuel López Obrador (afiliado al PRD, pero que aún contra los estatutos de su partido promueve a otro con el que ya no tiene alizana), presentando una pareja viendo a un político pasar en automóvil y diciendo que ‘el político muy bien y ellos muy mal económicamente’ y que ‘estarían mejor con López Obrador’. Ahí entra AMLO a decir que su proyecto tiene soluciones a esto y que sigue vivo, por lo que deberías votar por el PT.

Me pregunto, ¿realmente si Andrés Manuel llegar al poder podría -por mucho que quisiera hacerlo- evitar que los políticos dejen de recibir sueldos que superan con mucho los que recibe alguien en la iniciativa privada? ¿Cómo le haría? ¿Acaso piensa que todos se van a amoldar a su opinión así de sencillo? Y para terminar, ¿de verdad se quitaría el sueldo y prebendas que tiene el estar en el poder?

Otro ejemplo, el del PAN, quien afirma que ahora, con el Seguro Popular, ya no hay que vender todo para atender una emergencia médica gracias al Seguro Popular. Pero ¿es esto una realidad? Para comenzar, no todos los que no están cubiertos por el IMSS o el ISSSTE -las otras dos entidades públicas que proveen servicio de salud- ya están afiliados al Seguro Popular. Para continuar, no hay suficientes hospitales que presten atención médica a quien esté afiliado a este seguro, por lo cual algunos hospitales que dan servicio a afiliados del ISSSTE y del IMSS a veces tienen también que atender al Seguro Popular. Si de por sí no se dan abasto, dan malos tratos y mal servicio, ¿qué se puede esperar si deben atender aún a más gente?

Tenemos, también, el caso del Partido Verde Ecologista, quien paradójicamente critica el servicio de salud que da el gobierno, presentando una dramatización de cómo una familia no puede obtener una medicina para aliviar el dolor a la mamá, quien se encuentra enferma. Al final afirman que si el gobierno no te puede atender, que te pague el servicio y rematan con un ‘espéralo’. ¿De qué se trata, del anuncio de un estreno cinematográfico o de una propuesta política? No puede ser que no ofrezcan ni la más mínima idea de cómo lograrían ‘pagar el servicio’, con qué recursos y con qué mecanismos.

¿Y tú, estás analizando lo que te quieren decir los políticos? ¿Estás pensando en el fondo de sus propuestas o ni siquiera los escuchas? Es algo preocupante que puedan prometer a diestra y siniestra sin que los gobernados les pidan cuentas una vez instalados en su respectivo puesto de elección popular.

Social Media y su papel para las empresas

En días pasados he notado que tanto las empresas mexicanas como los medios tradicionales en español parecen tener (en general) un total desprecio por el Social Media.

Estas entidades creen que el Social Media únicamente sirve como entretenimiento y no existe alguna utilidad en el uso de estas herramientas.

Sin embargo, creo que esta postura se debe más al desconocimiento de Social Media más que en que estas empresas tengan razón.

Un ejemplo de cómo Social Media puede ser útil lo prueba la resolución de un ‘secuestro de dominios’ que sufrió el usuario @cvander en Twitter, donde alguien lo despojó de sus sitios MaestrosDelWeb y Foros del Web.

Tras intentar resolver este problema con GoDaddy.com, la empresa en EU con la cual registró sus dominios, por la vía tradicional, es decir, llamadas telefónicas e e-mails, @cvander se dió cuenta de que lo más probable es que sus dominios tardaran mucho en ser regresados a sus manos, si es que esto sucedía.

Así, acudió a Twitter a pedir apoyo de todos aquellos que conocían sus dominios y esto movilizó a miles de personas a escribir a la cuenta de servicio a cliente de GoDaddy en Twitter (@GoDaddyGuy), con la cual la situación se resolvió mucho más rápido que si el usuario lo hubiera tenido que hacer por la vía legal (lo cual ya era una posibilidad, puesto que la postura de GoDaddy parecía ser que no era su trabajo ser policía de la red y recuperar dominios robados).

Esto es un caso particular, por supuesto, pero hay muchas más aplicaciones para el Social Media.

En el caso de las empresas tradicionales podrían tener en diferentes sitios sociales (MySpace, Facebook, Twitter, por mencionar las más importantes últimamente) sus respectivas cuentas o sitios de fans donde podrían obtener retroalimentación de los usuarios sobre sus servicios, así como hacer llegar a estas personas todas las promociones que están ofreciendo.

Tales actividades pueden realizarlas con un muy bajo costo-beneficio y sin el riesgo de ser una total molestia para sus clientes. El esquema de llamar a los clientes para ofrecer servicios adicionales es intrusivo para muchos, costoso para la empresa y anticuado puesto que ya existen otros medios de tener la atención de los clientes sin interrumpir sus actividades cotidianas.

A esto se añade que, quienes acudieran al Social Media como forma de mantener el contacto tendrían mejor imagen corporativa.

En cuanto a los medios tradicionales, podrían tomar como ejemplo empresas como CNN que está utilizando medios como Facebook para transmitir eventos especiales, como la toma de posesión de Barack Obama; en donde al menos un comentarista de noticiero (@RickSanchez) ya obtiene ideas y jerarquiza notas dependiendo de la retroalimentación que recibe de sus seguidores, así como transmite durante su noticiero los mensajes que le envían vía Twitter sus seguidores.

Además, como leí en Cobertura Digital, Twitter puede servir como retroalimentación en la edición, como lo hicieron en los Diarios Hoy y El Comercio, donde usaron la retroalimentación que da la comunidad Twitter para obtener información y hasta tomar decisiones editoriales.

Los medios tradicionales incluso pueden utilizar la inmediatez de Twitter para obtener información sobre noticias de último minuto (como sucedió con el avión que aterrizó en el Hudson o con el que se estrelló en una casa en Buffalo, NY) y no depender solamente de las agencias de noticias (las cuales son muy útiles, pero actualmente menos rápidas que el Social Media).

Es una lástima que empresas y medios no se den oportunidad de probar estas herramientas de comunicación y sus implicaciones antes de descartarlas como ‘inútiles’ o ‘chat de adolescentes’. Sacarían muchos beneficios en manos de alguien que supiera cómo utilizarlas.

Convergencia de periodismo impreso y de internet

En el New York Times de hoy un artículo de cómo el Times logra combinar lo mejor de sus conocimientos sobre el periodismo impreso con su versión en Internet me deja una idea de que sí se pueden lograr ventajas al aprovechar los recursos que ofrece el Internet y, específicamente, la Web 2.0, para enriquecer el trabajo periodístico.

El NYT cuenta cómo realizó la cobertura informativa del acuatizaje del vuelo 1549 de US Airways. Cómo dos editores, uno por una vía tradicional (una llamada telefónica de un reportero en la estación de policía) y otro vía Twitter, se enteraron de la caída de un avión en el río Hudson en Nueva York.

Explica cómo decidieron enviar tanto reporteros y fotógrafos de planta como freelancers a las diferentes fuentes para cubrir el accidente.

Mientras tanto, en su sitio web la cobertura se hizo de tres maneras: una persona escribiendo actualizaciones frecuentes del hecho, para quienes querían estar al tanto de los hechos paso a paso, otra más con una nota estructura de manera más tradicional, y mientras se preparaba una nota más elaborada para el diario del día siguiente.

El Times también aprovechó la inmediatez de la Web y solicitó a los testigos que les llamaran y enviaran fotos para crear una cobertura completa en su versión en Internet.

El NYT sigue, a pesar de estar haciendo un magnífico trabajo en su versión Web, tomando sus estándares básicos como guía para su publicación en línea. El principal: si la historia no está lista para publicarse (porque falten datos, entrevistar ciertas fuentes, se pueda dañar la reputación de alguien si la nota sale apresuradamente) no se publica.

Este se me hace una excelente manera de balancear el trabajo de ambos staffs, tanto el de la versión impresa como la versión en internet. Los editores colaboran en ambos medios, no se trata de que sean entidades separadas que no se comunican y donde puede haber una posibilidad de error. Además, así el Times mantiene su reputación en ambas plataformas.

Sospecho que no sólo el Times está tratando de responder a la inmediatez y rapidez del Internet de esta forma. Creo que excelentes diarios como El Universal en México, El País (en España) o La Nación (en Argentina) también están haciendo o al menos intentando hacer esto.

A mi modo de ver, tarde o temprano habrá alguna forma de fusionar lo impreso con la información de Internet. Quizá suceda cuando haya una manera barata y fácil de actualizar los periódicos, como el nuevo ‘papel interactivo’ con el que se está experimentando, en el cual se podrá poner información que cambie cada cierto tiempo y con el que el usuario podrá interactuar.

Me parece que se cumplirá la profecía de quienes dicen que quizá los periódicos como los conocemos desaparecerán, pero no el periodismo.

Salinas, Téllez y un nuevo escándalo político

Y en uno de esos escándalos políticos que últimamente parecen estar de moda en México, Carmen Aristegui, conductora de la emisión matutina de Noticias MVS, que se transmite en el 102.5 de FM en la Ciudad de México, transmitió un audio donde Luis Téllez, actual Secretario de Comunicaciones y Transportes, asegura que Carlos Salinas de Gortari, ex presidente de México de 1988 a 1994, se robó “la mitad de la cuenta secreta” con la que cuenta la oficina de la Presidencia.

Esto, en primer lugar, es un gran golpe periodístico para el noticiero radiofónico de Carmen Aristegui, quien hace pocas semanas regresó al aire luego de una ausencia de un año tras haber sido cancelado su noticiero en W Radio precisamente por presentar este tipo de noticias que, por supuesto, causan problemas a los poderosos.

Las reacciones no se han dejado esperar. Como siempre, la ‘indignación’ de los actores políticos: diputados, senadores, funcionarios; la petición de partidos como el PRD (Partido de la Revolución Democrática) de pedir la renuncia de Luis Téllez; algunos de estos mismos actores diciendo que ya no es posible perseguir por este presunto delito a Carlos Salinas, puesto que ya prescribió (lo cual no estoy muy segura que sea cierto, pero es interesante ver qué tan rápido quieren librarlo de problemas).

Aquí, más que hacerle daño a Salinas, el audio ha empañado la reputación del Secretario de Comunicaciones, quien fue Subsecretario de Agricultura durante el gobierno de Salinas, luego coordinador de asesores de la campaña de Ernesto Zedillo a la Presidencia, posteriormente jefe de la Oficina de Presidencia de Zedillo y secretario de Energía hasta el fin de su mandato. Durante la campaña a las elecciones en 2006, manifestó su apoyo al candidato del PAN, Felipe Calderón, actual Presidente, a pesar de aún militar en las filas del PRI.

Como notarán, el poder nada más se pasa de un político a otro, de un grupo a otro, pero la supuesta ‘renovación’ es una mera pantalla para la mayoría del electorado. Y por supuesto, de este escándalo dudo que se haga algo. Si acaso llega a renunciar el Secretario de Comunicaciones, volverá pasado el tiempo a ocupar otro alto puesto. Por eso me encanta la política mexicana (sí, es sarcasmo).

Las nuevas tecnologías en México

Es preocupante, al menos para mí, pensar que la ciencia y la tecnología sean algo tan lejano para los mexicanos y a lo que le ven tan poca utilidad.

No me enfocaré mucho a la ciencia porque creo que no podría hablar con autoridad al respecto, quizá busque posteriormente a alguien que exponga sus argumentos a favor de que los mexicanos aprendan y vean a la ciencia como necesaria, pero sí me enfocaré a un aspecto de la tecnología.

Para muchos, esto de utilizar Internet no es algo benéfico, es más bien, com platicaba en Twitter, una pérdida de tiempo. Siento decirles que están equivocados.

Internet es una herramienta, y como herramienta hay quien efectivamente la utiliza para entretenerse (lo cual tampoco se me hace tan terrible) y hay quien la utiliza como medio de información y hasta de trabajo (como en mi caso).

Internet no es una herramienta para ‘adolescentes’ (como muchos adultos de más de 50 años a veces parecen pensar). Internet puede darle valor a las personas dependiendo de su edad y sus intereses.

A los niños, múltiples fuentes de consulta y ejercicios focalizados a su intelecto; a los adolescentes, información diversa para enriquecer su educación, convivencia con el mundo exterior, conocimiento de situaciones o lugares que de otra forma no podrían conocer; a los adultos jóvenes, fuentes para enriquecer sus labores -pregúntenle a cualquier programador, por ejemplo, si Internet no lo ayuda en su labor diaria al buscar desde ejemplos hasta bibliografías para poder sacar adelante algún proyecto-; a los adultos mayores, información sobre la etapa que están viviendo, de salud, comunidades donde compartir sus experiencias.

Además, en este mundo en el que la dispersión demográfica es mayor (me refiero a que ya no necesariamente vive uno toda la vida en la misma calle, en la misma ciudad, sino que va buscando satisfacer sus necesidades donde haya oportunidades), puede uno mantener el contacto con personas con las que posiblemente no tendría contacto.

Entonces, ¿qué es lo que espera alguna gente para abrir su mente y darle una oportunidad a usar y aprender a manejar esta herramienta de forma segura? Si la gente entendiera que puede encontrar en Internet gente e información que le pueden dar una nueva perspectiva quizá su vida sería más rica en experiencias. Lástima que no se dan la oportunidad.

Social Media en México

Es interesante lo diferente que parece ser entendido y usado Internet en otros países y en México. Al menos esa conclusión saco después de leer un post de una colega comunicóloga que tuve el gusto de conocer en Twitter, cuyo blog está en http://www.rosauraochoa.com.

En su último post mi colega habla de Social Media y los medios en EU. Ella explica que, algunos medios tradicionales se han visto rebasados por el Social Media, por sitios como Twitter, Facebook, MySpace, por mencionar sólo los más conocidos, puesto que existen páginas de Social Media para todos los gustos y fines, para compartir música, mostrar fotos,buscar empleos, mostrar qué sitios visitas, en fin, para muchas finalidades.

Pero también hay comunicadores, como un famoso presentador en EU, Rick Sánchez, quien tiene cuenta en Twitter, My Space y Facebook y pregunta a sus televidentes sobre diversos temas de interés que presentará en su programa, publicando los mensajes que en Twitter le envían sus televidentes en la pantalla de CNN, ni más ni menos, así como también lo que se genera en My Space y Twitter.

Su post me lleva a reflexionar a cómo manejan el Social Media en México los medios tradicionales. Mi respuesta es que su manejo de Social Media es de bajo a nulo.

Sí, Televisa tiene sus blogs de los noticieros, pero realmente sólo postean temas que manejan en sus noticieros, pero no INTERACTÚAN prácticamente con quien postea en ellos. No hay diálogo, por lo tanto, es como cualquier otra página de noticias. Sí, tomaron la iniciativa de publicar las denuncias que en foto o video hicieran los televidentes y que le mandaran vía su sitio, pero definitivamente es todo lo que uno puede ver como contenido generado por usuarios en los noticieros.

Algunas revistas y periódicos en México (Milenio, El Universal, El Economista, por ejemplo) tienen cuenta en los sitios sociales más conocidos que ya mencioné, pero tampoco he visto un verdadero compromiso con la interacción con sus lectores. En México, por ejemplo, todavía algunos periódicos cobran contenidos en lugar de buscar otro esquema para generar ganancias.

Del radio, hasta ahora no he visto más que blogs, pero no radiodifusoras participando en Social Media.

¿Cuál es el problema con esto? Que están desperdiciando una forma de interactuar con los usuarios y conseguir ideas para mejorar sus contenidos que no se imaginan. Tenemos, por ejemplo, a Twitter. Es difícil de entender al principio, pero una vez que sigues gente que tiene los mismos gustos o conocimientos parecidos a los tuyos, obtienes una rica fuente de información como nunca la has tenido. Los sitios de noticias, aún con sus recursos y gente entrenada en obtener información, han sido varias veces opacados por Twitter en la publicación de noticias de última hora (los ataques en Bombai, el aterrizaje en el Hudson de un avión, por ejemplo).

También, en Twitter, puedes hacer encuestas sobre diversos temas que tus usuarios pueden contestar directamente y darte muchas ideas. Asimismo, dirigir tráfico a tu sitio, o en el caso de la TV y el radio, generar audiencia, simplemente al postear una liga o hacer preguntas cuya respuesta aparecerá en las pantallas.

La información se está democratizando, las cosas están cambiando. Los medios tradicionales, como decía Rosaura, o se adaptan o van a quedarse atrás en esta revolución tecnológica. Ojalá pronto capten de lo que se trata Social Media (o al menos lo intenten) porque realmente enriquecerían sus contenidos. Aunque quién sabe, quizá lo que quieren es ser poco transparentes y controlar perfectamente la información.

Reblog this post [with Zemanta]