Justificaciones humanas

De acuerdo a un artículo publicado en el New York Times los humanos tenemos una tendencia que acrecienta cualquier conflicto.
Cuando somos agresivos con otra persona, nunca pensamos que fuimos el primero en golpear. Al contrario, justificamos nuestra acción como respuesta a lo que la otra persona hizo antes. Y en contraste vemos la respuesta de la otra persona no como consecuencia de lo que nosotros hicimos, sino como la causa de mayor conflicto posterior.

Otra situación, también estudiada por los psicólogos, es que cuando se pide a personas responder con la misma fuerza cierta acción física de un contrincante, por más que la persona lo intente, siempre aplicará cada vez más fuerza que la que debe. Esto porque el dolor que inflingimos a otros lo sentimos con menor fuerza que el dolor que recibimos, el cual percibimos como mayor de lo que realmente es.

Esto implica que, no importa cuánto queramos justificarlo, la verdad, la violencia sólo traerá más violencia. En las consecuencias de este tipo de acciones siempre habrá víctimas inocentes, siempre se llegará al punto donde será imposible solucionar cualquier acción que se haya tomado.

Ojalá todo esto lo pudieran ver quienes se enfrascan en pleitos absurdos y alguno supiera aplicar suficiente sabiduría como para parar lo que no lleva más que a la total destrucción.

Ya vimos que en Israel y en Líbano, por más que ambos bandos quieran justificar sus acciones, ninguna es justificable. Enmedio queda la gente que no está inmiscuida en la política, quienes no tienen nada que ver, como los niños fallecidos en Cana…. Como las personas que tienen que huir de sus hogares tras haber recibido llamadas amenazadoras del ejército israelí de que bombardearán su casa…

¡Qué lástima que en la tierra donde se supone nació uno de los hombres que predicó el perdón al enemigo eso no exista!

Anuncios

¿Eficiencia mexicana?

Sí, así entre interrogantes, porque la verdad, a mí se me hace tan mítica como los dragones, los unicornios, la olla que se supone está al final del arcoiris y demás…

Ya se me olvidó cómo era eso de buscar la eficiencia… Han pasado ya unos añitos desde que vi un esfuerzo real, sistematizado, sostenido para evitar los diversos vicios que pueden darse en una empresa.

Al contrario, parece que todo y todos se dejan llevar por los vicios y, en los interludios, se ponen a trabajar y hacer las cosas con ciertas ganas de ‘cumplir’ y ya, no realmente de crear un ambiente de eficiencia y por lo tanto, un trabajo de calidad…

¿Ejemplos? Una joya de conversación que tuve el otro día. Una persona me decía que no realizaba cierto proceso del trabajo porque resultaba ‘complicado’ hacerlo así, entonces, mejor se saltaba un paso y hacía el proceso ‘a su modo’, aunque al hacerlo no fuera exactamente la mejor manera de terminar ese trabajo y además, en cierta forma ‘cortaba’ el trabajo de los demás.

No doy el ejemplo exacto porque podría herir susceptibilidades, pero aquí el meollo no está en que sea una persona, es que si todas las personas en una organización (tanto jefes como subordinados) no tienen siquiera una dirección, procedimientos claros, objetivos y otros ‘detallitos’, ¿se puede esperar que prosperen?

La verdad, yo creo que no…

Lo más probable en esos casos es que se mantengan ‘a flote’ en medio de la competencia, si bien les va… Serán siempre segundones o ni eso…

No digo que quitar vicios en una empresa que está acostumbrada a no tener ninguna dirección sea fácil de implementar, no, al contrario, habrá resistencia. Pero esa resistencia definitivamente tiene más que ver con que todos se han dedicado a ‘hacerse la vida fácil’ y no a hacer el trabajo bien…

Pero bueno, quizá algún día se pueda esperar que los empresarios mexicanos se den cuenta de estas cosas, de crear una verdadera filosofía empresarial, no cartoncitos pegados en la pared con la ‘misión’ de la empresa y abajo de eso sólo un castillo de naipes que se sostiene por milagro.

Pretendiendo

Se supone que sólo los países imperialistas usan las armas en un conflicto en lugar de agotar todas las vías de diálogo…

Se supone que sólo los países terroristas ocupan territorios de otros países…

Se supone que sólo los criminales de guerra atacan a civiles en lugar de buscar a quienes verdaderamente han cometido los crímenes y castigarlos por la vía legal…

Se supone que sólo quienes tienen algo qué ocultar atacan a los cuerpos de paz y a los observadores internacionales que acuden a ayudar a los desplazados…

Claro, todo esto si pretendemos creer que Israel es un país desprotegido y la ‘victima’ de ataques de sus vecinos… Pero por lo visto el mismo Israel ha decidido pasar de perseguido a perseguidor y ahora ocupa la parte sur de Líbano con el pretexto de que sólo así podrá defenderse de Hezbollah y esto hasta que ‘las fuerzas de paz lo hagan’… Es decir, no existe un tiempo definido para ello.

También se registró un incidente en el que la fuerza aérea israelí atacó un puesto con cuatro observadores internacionales de la ONU.

En fin, que parece que ser aliados de países imperialistas le ha contagiado a Israel las mismas formas de actuar para defenderse de lo que los amenaza… Qué lástima que esas mismas formas son las que incrementan el odio hacia ellos y las que traerán al fnal más derramaiento de sangre…

Pobreza y acciones

Comentaba con algunos amigos sobre cómo en este país existe tan alto índice de pobreza (17.6 por ciento, según el Banco Mundial, que de hecho asegura disminuyó de 24 por ciento durante el gobierno de Fox).

Discutíamos, decía, dentro de nuestro limitado conocimiento del tema, que la pobreza no creemos que se pueda solucionar quitándole dinero a los ricos y dándoselos a los pobres, ¿por qué? Porque a nuestro parecer pasaría lo mismo que ha pasado desde siempre: una actitud protectora, paternalista, hacia esas personas que, más recibir dádivas, necesitan tener herramientas para salir de una vez por todas ese estatus en el que se encuentran.

¿Qué herramientas? Educación, para empezar; una forma de vivir y trabajar sustentable; planificación familiar; asociaciones civiles que hagan todo esto…

No es posible que estas personas salgan de la pobreza cuando su nivel educativo no les permite ni siquiera tener un poco de conciencia de quién los engaña, los manipula para sus fines (como hacen muchos políticos) o cómo administrar poco a poco lo que logren obtener de su trabajo y no acudir a decisiones desesperadas….

Planificación familiar porque ¿no es lógico que si sus recursos son escasos las cosas no mejoran cuando hay más bocas que alimentar?

Y asociaciones civiles, porque siempre, desde siempre, estas personas han estado propensas a que gente sin escrúpulos las use para sus fines políticos (ganar una elección, tener apoyo para mantener privilegios, etc.) y creo que sólo si la gente común, con un poco más de recursos, se involucra en estas situaciones sin buscar fines de lucro ni manipular, se puede lograr un avance. Mientras los políticos se aprovechen, dudo que quieran terminar con un sector al que le pueden prometer cualquier tipo de ayuda (casi siempre panaceas a su situación) y manipularlos a que apoyen x causas.

Ojalá encontraramos la forma de cooperar en esto…

¿Cómo es posible?

A veces se nos olvida que las guerras tienen víctimas que no mueren, que quedan vivas y sufriendo para el resto de su historia los estragos de las salvajadas de los violentos adultos…

Sí, hablo de los niños… Apenas hace unos minutos, en otro blog (http://tiempopasa.blogspot.com, por si gustan consultarlo) vi una foto de dos niños: un israelí, con su uniforme de guerra y un rifle (no sé si real o muy parecido a los reales) y unos niños en el lado del Líbano, junto a los misiles que arrojan a Israel, como si fuera cualquier cosa.

¿De qué se trata? ¿Qué no es suficiente con los niños que ya han sufrido en Irak todo este tiempo que ha continuado la guerra y de los que nadie se acuerda? Ahora también hay que traumar y dejar marcados para siempre a otros chiquitos cuya única mala suerte fue nacer enmedio de un conflicto que, la verdad, es absurdo, aberrante, injustificable, que no tendrían que continuar, pero ahora, al haber vivido esto, es muy probable que nunca puedan sacar de sus recuerdos y quién sabe a dónde los lleve.

No se vale… No puedo ser tan elocuente como quisiera, pero qué tristeza dan estas cosas…

Los débiles y los fuertes

Parece que en este mundo todo es de apariencias…

Casos como Israel y Líbano te dejan pensando realmente quién es el débil y desprotegido y quién es el fuerte.

Por muchos años se ha manejado que es Israel, con el mundo islámico encima de ellos, con un territorio ganado a la fuerza pues “de otra forma no lo hubieran tenido”, con una población que sufrió el holocausto.

Pero hoy en día los ves en su actuar contra Líbano y de verdad te preguntas ¿éstos son los débiles?

¿Débiles con apoyo de superpotencias? ¿Débiles con carta blanca para tirar a matar? ¿Débiles que matan civiles y gente que no está involucrada en el conflicto político?

Vaya cómo da vueltas la vida… Qué fácil es justificar las matanzas en aras de ‘ellos iniciaron las represalias’… Triste cómo quien alguna vez se dijo maltratado ahora hace lo mismo.

¿Machismo ‘mítico’?

Nótese las comillas en la palabra mítico… Y es que hay personas (casi siempre hombres) que en el momento que uno afirma que todavía existen trabas para que las mujeres podamos llegar a tener las mismas recompensas y puestos que los hombres te descalifican en un segundo y te clasifican como ‘histérica feminista’.

Pero el hecho es que el machismo sigue siendo muy real, como lo demuestra un artículo publicado recientemente en el Washington Post que cuenta la experiencia de un científico que antes fue científica y cómo el trato de los demás hacia ella/él cambió diametralmente cuando se hizo una operación de cambio de sexo.

El neurobiólogo Ben Barres contó que le tocó oir a una persona que no sabía que él antes había sido mujer comentar: “Ben Barres ofreció un gran seminario hoy, pero su trabajo es mucho mejor que el de su hermana”.

¿Se nota la forma en que incluso en los círculos científicos, que se supone son menos propensos a estos machismos, se dan estas tonterías? Y por supuesto, el trato al resto de las ‘mortales’ mujeres no mejora precisamente, al contrario, llega a niveles que a veces indignan.

Se espera que las mujeres no seamos inteligentes, sino una especie de objeto decorativo y reproductivo que siempre sea condescendiente con todo mundo.

Todo parece reforzar este mensaje: en la televisión abierta jamás se verá a mujeres que valgan la pena por sí mismas, sin necesidad de tener que ser al mismo tiempo atractivo visual o, incluso si inicia como una mujer no atractiva, al final de todo, como requisito para ser notada (que no escuchada ni respetada) debe convertirse en una…

En la vida diaria la mayoría de las mujeres que conozco, impulsadas por este estereotipo repetido hasta el cansancio, prefieren invertir su tiempo en su ‘imagen’ que en ponerle un poco de sustancia al cerebro (y muchas se van a la tumba con el cerebro prácticamente nuevo).

¿No es deprimente? Ok, tal vez hay que adaptarse un poco al mundo y hacer caso a aquello de que ‘como te ven te tratan’ en cierta medida, pero ¿que sea tu único fin en lavida?

Desgraciadamente pareciera que algunas mujeres ya cedieron a esa ola de gente que no puede aceptar que somos tan valiosas como los hombres, merecemos el mismo reconocimiento por un trabajo igual, mismas oportunidades en este mundo y el mismo respeto.

Definitivamente no es que queramos ser iguales a los hombres, simplemente queremos la posibilidad de, con esfuerzo y sin favoritismos ni ventajas injustas, llegar hasta donde nuestras ganas y capacidad nos permitan.