Tuitea su lucha contra el cáncer; la critican dos periodistas

Lisa Bonchek Adams (@AdamsLisa) vive una difícil situación: padece cáncer de seno etapa 4. Sin embargo, su reacción a esta experiencia, que a cualquiera le cambiaría la vida y quizá le provocaría no saber exactamente qué hacer, ha sido diferente a lo que muchos podrían experar: está tuiteando y blogueando lo que le ocurre.

Aunque quizá hasta ese punto su historia es diferente y extraordinaria (porque no creo que haya otra persona que decidiera vivir así la enfermedad), ha recibido mayor atención porque dos periodistas, marido y mujer, Emma Keller, del periódico The Guardian (cuyo artículo fue borrado por el diario “ante una investigación pendiente”), y su marido, Bill Keller, de The New York Times, decidieron analizar qué tan válido o no era la idea de esta mujer de contar en Twitter cómo está viviendo lo que la vida le deparó.

Primero a Emma Keller le pareció que es necesario pensar en poner ciertos límites en este tipo de experiencia, clasificándola como posiblemente demasiada información (TMI o Too Much Information). También comparó lo que hace Adams como un “reality show” y peor que los ‘selfies’ (autorretratos) en funerales.

Mientras tanto, Bill Keller llama a lo que está haciendo Adams como “vivir el cáncer en un escenario”. Su argumento es que hay cuestiones éticas que pensar en el caso de esta madre de tres hijos.

Bill explicó que recientemente su suegro falleció, a edad avanzada, de esta misma enfermedad. El padre de su esposa decidió que no quería más medidas para tratar de conservar su vida y, por lo tanto, sólo pidió medidas contra el dolor hasta que ocurrió su fallecimiento. En ese caso, según el periodista, la forma en que esta mujer ha buscado mantenerse viva es como decirle a su suegro que su decisión fue “una falla”.

La reacción de ambos periodistas les ha parecido a muchos reprobable, incluso bullying. El tratar de ver la vivencia de una sola persona como una tendencia, como si Adams estuviera diciendo que así es como se debe vivir una enfermedad es excesivo, sin duda.

Adams misma aclaró que no trata de ser ejemplo para nadie, ni de fortaleza, ni de cómo se debe vivir el cáncer, ni cómo (si eventualmente sucede) se debe decir adiós. Simplemente creyó que sería algo que podría ayudar o educar a personas que en carne propia padecen cáncer o que quizá tienen a alguien que lo sufra.

En mi opinión, cada quien tiene derecho de enfrentar una situación difícil como mejor le parezca. Habrá quienes se encierren a reflexionar, meditar o a sufrirlo, incluso. Habrá quien trate de hacer cosas buenas en el mundo, o a disfrutar su vida sin preocuparse por nada. Esta mujer decidió luchar con todas las armas que le da la medicina moderna en aras de que es una madre de tres hijos. Además, decidió narrarlo en línea, en su Twitter, en su blog. ¿Es tan malo? ¿Qué les parece la actitud de los periodistas? ¿Qué opinan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s