Abuso policiaco, lo normal en México


Desde la muerte de 12 personas en el antro News Divine ha quedado claro para todos que este tipo de situaciones no son raras, sino más bien la norma en nuestro país.

El abuso de las autoridades es cosa de todos los días, desde aquellos oficiales que te extorsionan por una falta de tránsito inexistente, por cometer una falta que sólo ellos vieron hasta los que de plano se pasan al lado de la delincuencia organizada y se olvidan de que alguna vez fueron los encargados de mantener el orden y buscar justicia.

Lo irónico de este caso es que, como siempre, la política y otros intereses harán que todo mundo pierda de vista que, por lamentable como fue la muerte de estas personas en un operativo que planificó al parecer un descerebrado (por la forma en que se llevó a cabo) es importante preguntarnos qué estámos haciendo como sociedad para evitar que la autoridad siga haciendo lo que se le antoje.

En principio de cuentas ¿le estamos enseñando a nuestros hijos menores de edad cómo defenderse, cómo evitar que esta gente -en la medida de lo posible- los trate como delincuentes sin haber una causa justificada o una flagrancia?, ¿que no los detenga y los lleve presuntamente a la delegación, sino a un lugar designado discrecionalmente por ellos?, ¿que por ningún motivo deben declarar o ser revisados sin la presencia de sus padres y sin causa justificada?

Me pregunto también si sabemos nosotros, como adultos, cuáles son nuestros derechos al ser detenidos, a quién podemos acudir, cómo podemos defendernos en caso de abuso. ¿Hacemos algo para que este tipo de situaciones ya no existan? ¿Le exigimos a quienes se supone crean las leyes que delimiten muy bien el trabajo de quienes presuntamente deben reforzarlas? ¿Le exigimos a los superiores de esos policías que al menos hagan un mínimo esfuerzo por evitar que gente sin escrúpulos, mal educada, mal preparada, entre a las fuerzas del orden?

Me temo que no, que este tipo de cosas sólo son ‘llamaradas’ que duran mientras la noticia sea algo redituable para los medios de comunicación. Cuando se pierde el interés del público ya no se le da seguimiento a las causas últimas de que ocurran estas cosas.

Y ahí es donde nuestro país sigue pudriéndose lentamente en su corrupción y en sus prácticas ilegales que ya todos vemos como ‘normales’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s