Artificialidad

De verdad que hoy en día eso de ser natural es algo así como propio de extraterrestres.

Me imagino que sólo ellos se pueden dar el lujo de llegar a un país como el nuestro así, con la piel verdosa y ojotes rasgados grises, sin gota de maquillaje y toda su ‘fealdad’ en exhibición porque se van a regresar a su planeta y no quedarse a aguantar el ‘qué dirán’.

En cambio el mexicano promedio no se puede dar el lujo de parecer, para empezar, promedio. Tiene que parecer que eres más de lo que en realidad eres, que posees más cosas que las que realmente acumulas, que res más gracioso, inteligente, guapa o galán de lo que eres.

Para este fin recurrimos a todo, como endeudarnos hasta las cachas (nunca he sabido que son las cachas, pero supongo que algo muy valioso) para comprar ese coche último modelo (aunque esté demostrado que los usados redituan más, pues los nuevos se devalúan apenas salen de la agencia), la ropa de moda, el maquillaje de última, el corte de pelo de las estrellas, en fin…

Y claro, no contamos con el hecho que toda adquisición y toda mascarada requiere mucho, pero mucho mantenimiento de nuestra parte. Si no, pregúntele a las ‘güeras de salón’ que tienen que retocarse las raíces apenitas parece que asoma su color natural (que de todas formas se nota si uno ve el tono de piel moreno oscuro que traen algunas y de todos modos se atreven a pintarse de rubias platinadas).

Y esto se da desde los niveles de clase media a escala modesta hasta los ricos y poderosos de este país (digo, no creo que con tanta tranquilidad puedan salir a la calle sabiéndose conocidos, ricos y sobre todo secuestrables).

Incluso se llega a dar en sectores más desafortunados, que no tendrán para comer, ah, pero bien que se compran su televisión aunque sólo vean la telebasura que se transmite en televisión abierta.

De los políticos ni les hablo, esos desde que siquiera piensan en entrar a esa cubeta de porquerías que es la política ya se sabe que como requisito deben ponerse piel de oveja encima de la de lobo si quieren triunfar.

Me pregunto cuándo, en el área privada de nuestras vidas y en lo que hacemos que afecta a los demás dejaremos de ser un país de artificialidad y comenzaremos a ser auténticos, a demostrar con hechos lo que hacemos y lo que somos.

2 comentarios en “Artificialidad

  1. cachas es donde guardas la pistola😉 pero yo había oido “endeudarse hasta las chanclas” bueno el caso es estar endeudado jajajaja

  2. Kuty:

    Jajaja, es que tú no estuviste viviendo en el ranchote que es Córdoba y en el megarancho que es Guadalajara. Ahí sí lo dicen, jejeje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s