Vueltas y más vueltas

Es impresionante cómo la Cámara de Diputados y el Senado en México pueden ‘hacer como que trabajan’ y hacer negociaciones interminables de cosas aparantemente fáciles de decidir (como la forma en que el Presidente Felipe Calderón debía de entregar el informe) hasta lo verdaderamente importante, como la Reforma Fiscal.

Desde le momento en que se presentó la iniciativa del Ejecutivo Federal la Cámara de Diputados realiza reuniones de comisiones con la Secretaría de Hacienda, regresan a discutir entre ellos, discuten su postura como grupo parlamentario partido por partido y total que nada más nos tienen en el suspenso a los que los contrataron: los ciudadanos.

Pareciera, además, que más que mejorar la propuesta la están empeorando: la propuesta de aumento a la gasolina no sólo va a afectar a los que tengan automóvil o transporten mercancías, sino como efecto dominó a todos los que reciben estas mercancías y que tendrán aumentos en sus costos, que trasladarán por supuesto a los consumidores, es decir, todos.

¿De verdad entre tantos Diputados no pueden pensar en una propuesta equilibrada, que afecte menos a quienes menos tienen y más a quienes menos pagan? ¿Será tan difícil? ¿O es que más bien mantener a todos los grupos de poder con sus intereses intactos es lo que está costando trabajo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s