Discriminación por peso

Leyendo en internet un foro estadounidense me encontré con ese concepto en el título de una de las discusiones. Explorando un poco más leí el post de una usuaria, quien manifiesta que ella tiene sobrepeso debido a que cierto tratamiento médico que tuvo que tomar le causó el aumento. Ella afirma que a pesar de que se ejercita diariamente y come de forma sana y moderada, mantiene esos kilos de más. Aún así, sus doctores le dicen que está sana, sin colesterol, hipertensión o todas las enfermedades que le achacan a la obesidad directamente. Sin embargo, esta persona afirma que está contenta con su aspecto y que no sufre por querer bajar forzosamente.

Lo que me llamó la atención fue un asunto que es muy cierto, no sólo en Estados Unidos, en todo el mundo. Hay quien se siente miserable respecto a si tiene algunos o muchos kilos de más y recurre a todo tipo de dietas y fórmulas para lograrlo para lograrlo, no por aspectos de salud, sino por la presión de familiares o “amigos”.

Es decir, parece ser que todo mundo presiona a los demás a ser delgados más porque les ‘molesta’ cómo te ves, casi casi como si fueras una especie de mancha en el paisaje, que por mostrar una genuina preocupación por tu salud.

¡Y vaya que no hay que ir muy lejos para ver estas actitudes! No falla la ‘amiga’ o la conocida en ciertos sectores sociales que tiene forzosamente que mencionar, si ve a alguien que no está en su peso, que se ve ‘muy mejoradita’. O que recomienda ‘n’ lugares para ir a hacer ejercicio, o para un tratamiento ‘ma-ra-vi-llo-so’ (sin siquiera preguntar o saber si en realidad eres o no activo físicamente y si siquiera te interesa bajar de peso).

En los trabajos no hay que decir que no reciben igual a la chica delgada como modelo que la que tiene kilos de más, así la primera sólo tenga dos neuronas, una afectada por un terrible mal, y la segunda sea quien pueda resolver eficientemente los problemas del puesto.

En revistas, televisión, periódicos, en fin, los medios, es imposible encontrar alguien que tenga la osadía de expresar que una persona un poco pasada de peso pueda ser atractiva. Los anuncios están guiados a ‘mejorar el aspecto’ y el principal ‘problema’ a atacar siempre es el peso.

¿De qué se trata este bombardeo? Como ya dije, yo dudo que la motivación real de este tipo de gente sea la salud de quien está afectado por sobrepeso u obesidad. La verdadera razón es la aversión por todo aquello que no sea estético, el hacer negocio con un ‘problema’ o simplemente el hacer sentir menos a gente que es tan o más valiosa que ellos, pero que se convierte en blanco por su aspecto.

Este tipo de actitudes obviamente lo aplican a todo aquel que no esté dentro de lo que la mayoría dice, sea la preferencia sexual, la religión dominante, las ideas políticas.. Parece ser que mientras sean muchos quienes lo dicen, entonces no es intolerancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s