Spam y nuestros hábitos

Soy una víctima más del spam. Para mi desgracia comencé a utilizar el internet cuando no tenía gran idea de que poner tu e-mail en cualquier lugar es como darle tu dirección postal a cualquiera: invita a que te invadan con un montón de basura propagandística.

También tengo amigos y amigas que (incluso en estos tiempos) siguen mandando los mensajes (forwards) que les llegan con todos los e-mails desplegados sin piedad. Imagínense toda una lista de nombres y direcciones postales en una carta que les enviaran a ustedes y a 20 otros amigos de la persona, ¿no les horrorizaría? Pues aunque yo les he recomendado que usen el campo CCO o Con Copia Oculta para poner las direcciones de a quien le están escribiendo no me he podido hacer escuchar.

Eventualmente le llegan estas direcciones a quien envía correos basura o incluso hay quien las ‘colecciona’ para venderlas. Y los que acabamos con 300 correos basura diario somos los que no la debemos ni tememos.

Lo peor, una vez que te llega un spam, si no eres lo suficientemente inteligente, puedes caer en la ‘trampa’ que te ponen bajo un correo basura: te dicen que simplemente les digas que ya no quieres recibir ese correo… respondiéndoles desde ese correo, con lo cual les dices ‘sí, este correo está activo’.

Además, ya en un aspecto más general, el spam alenta el internet y te quita tiempo para cosas realmente importantes. Porque así como se va a tu carpeta de Correo Basura el que verdaderamente entra a esta clasificación, también se va correo que es importante para ti y a veces sucede que hay que rastrear entre lo prescindible para hallar lo imprescindible.

La solución en estos casos es como si tu casa se llenara de terminas hasta el último rincón: o tratar de fumigar para ver si matas a las termitas o de plano abandonar la casa.

Así que, como el insecticida no funcionó, he decidido mudar uno de mis correos. Obvio, no voy a decir cuál y sólo a gente ‘selecta’ le daré ese correo nuevo…

Y por supuesto, no más suscribirme con esa cuenta a ninguna página, así se vea muy honorable. De veras que eso de encontrar ‘toneladas’ de mails en tu cuenta no es nada agradable… ¡Muera el spam y quien lo practica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s