Los mil usos de las mujeres

En una ocasión anterior hablaba de cómo las mujeres, incluso en ámbitos científicos, son menospreciadas aunque sean tan inteligentes, hagan igual esfuerzo y tengan iguales resultados que los hombres…

Y pues apenas platicaba con una amiga que esto inicia (obviamente) en la familia… No es por hacerme víctima (siendo mujer) pero es curioso cómo la gente trata a las mujeres y cómo trata a los hombres en los hogares tradicionalistas…

De las mujeres se espera que sean lindas, tiernas, graciosas, conciliadoras, nada agresivas, emprendedoras o audaces, esas son características masculinas, claro…

Además parece que el 99.9 de los hombres nos ven como un pedazo de carne: carne para presumir, carne para consumir o carne para que le sirva de algo, quizá de sirvienta no pagada y de niñera sin derecho a descanso…

En mi caso afortunadamente tengo a mi lado a un hombre (verdadero y no imitación barata) que tiene clarísimo que por ayudar en la casa, cuidar a nuestra hija, hacerse la vasectomía cuando ya no queramos tener más hijos y él ser parte integral en la planificación familiar no es menos hombre…

El resto, sin embargo, sigue tratando a las mujeres, todas, tanto las que están ligadas a él como familia, por casamiento, como las que no, peor que a esclavas…

Sólo hay que fijarse en las comidas familiares de este tipo de familias mexicanas cómo tratan a las mujeres. ¿Quién se levanta a servirles a todos? ¿Quién es la última que se sirve y come? ¿Quién se encarga de cocinar lo que se comerá ese día sin recibir nada de ayuda así coman 20 personas? ¿Quién controla a los niños aunque esté comiendo? ¿A quién interrumpen más al hablar? ¿A quién ni siquiera escuchan cuando trata de dar su punto de vista sin que se le haya pedido?

Conozco un caso de una señora que incluso le preparaba el bocado y le daba en la boca a su marido porque el pobrecito parecía que no podía… Increíble que siga pasando eso…

Conozco otros casos de maridos que no levantan ni sus calzones y los ponen en la canasta de ropa sucia (que en muchos casos está ahí, a unos pasos, ya no digamos hasta el cuarto de lavado).

He oído hombres que dicen que no podrían cambiar un pañal o limpiar vomitadas de bebés porque qué asco…

Las mujeres, sin embargo, se encargan de cuidar a niños, adultos inútiles que parece que no saben hacer nada y a los ancianos débiles e indefensos que al final de su vida necesitan prácticamente cuidados de bebé… Todo sin quejarse…

Y cuando alguna alza la voz o intenta tomar un descanso de todo el relajo que se puede convertir la vida de una mujer que se la pasa cuidando a los demás, enseguida se alzan las voces de quienes ven como amenaza que descanse, porque claro, tendrían que salir de su comodidad y hacer algo…

En fin, cosas raras de la vida y sus desigualdades…

Un comentario en “Los mil usos de las mujeres

  1. hola, lindo blog, pero no entiendo por que tenes publicidad….te lo digo ocn respeto y de onda, saludos desde argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s