Educación sin rumbo

Una de las cosas que mejor pueden hacer prosperar a un País es una política educativa coherente con las necesidades de éste. Pero en México es notorio que esto no sucede porque no hay interés de que ocurra.

A mí, por ejemplo, me agradaría bastante volver al punto exacto en el cual perdí el total interés por las matemáticas al tener profesores que no supieron inculcarme algo de amor por esta disciplina y, de esa forma, causaron que mis opciones futuras se fueran cerrando poco a poco. Porque de haber tenido un poco más de habilidad quizá hubiera elegido una ingeniería (algo mucho más práctico que mi carrera, que aunque me gusta, a veces pienso que me va a mantener sobreviviendo más que viviendo).

Actualmente muchos más jóvenes se están enrolando en carreras que ya de por sí están saturadas, además de que no tienen profesores que realmente les inculquen cierto grado de habilidad (y lo sé porque tengo muy cerca personas que están estudiando que se nota que ni lo básico se les ha explicado). A esto se añade que muchos entran en estas disciplinas porque ‘están de moda’ o porque se ven sencillas a comparación con otras que son verdaderamente demandadas.

A esto hay que añadirle que al momento de que una persona está a punto de egresar de su carrera muy pocas veces realiza un servicio social en la que aplique las habilidades que en algún momento realizará cuando salga al mercado laboral, por lo cual no tiene la menor experiencia sobre lo que es será su área de trabajo. De hecho, incluso pienso que este servicio social lo debería de realizar cuando comienza y al final, ¿por qué? Porque así, si desde un principio las actividades que le piden hacer no le atraen en absoluto está a tiempo de cambiarse.

Pero para eso se requeriría que empresarios y autoridades educativas se pusieran verdaderamente de acuerdo acerca de lo que necesitan en el campo laboral y los encargados de poner las reglas limitaran el número de escuelas de todo tipo (las legítimas y las que son casi una farsa por lo rápido que se fundan y lo fácil que desaparecen).

La cuestión es que difícilmente eso sucederá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s